Desde la amplia experiencia adquirida en multitud de instalaciones, desde esaven podemos transmitir a nuestros clientes las mejores prácticas y tecnologías para la gestión energética.

Para abordar la solución proponemos tres etapas:

Análisis de la instalación actual
Para poder aumentar la eficiencia energética de su instalación lo primero que debe conocerse es cómo y en qué se utiliza la energía que ésta consume.

Propuestas de mejora
La energía activa, potencia máxima y energía reactiva determinan la cantidad a la que asciende la factura eléctrica. Por ello, todas las propuestas de mejora que se realicen tienen que centrarse en disminuir alguno de ellos, o a disminuir el precio que se aplica a cada uno de ellos. Puesto que el objetivo es conseguir que usted ahorre, también es interesante reducir los costes de mantenimiento.

Implementación e instalación de las soluciones
Una vez presentadas las posibilidades para poder aumentar la eficiencia energética de su instalación, nosotros nos ocupamos de llevarla a cabo. De este modo nuestros clientes no tienen que preocuparse de nada, coordinándonos con ellos de cuál es el mejor momento para llevar a cabo las mejoras de tal forma que la implantación tenga un impacto mínimo sobre el funcionamiento normal del negocio.

Nuestro equipo tiene una amplia experiencia en la dirección de grandes instalaciones lo que nos permite transmitir una forma de trabajar segura, eficiente y rápida.